“Como todos los años” (como él mismo dice), Andrés Pérez Días, Sacerdote, en la misma Catedral de Oviedo, mientras celebra la Misa, cumple la tradición de romper un décimo de la lotería de Navidad. Según él, lo hace “porque Dios se lo pide”, pero no deja de ser curioso y, cuanto menos, llamativo el gesto.

Además, argumenta que “no quiere que le toque”. Lo cierto es que para que le toque (a él, y a casi cualquiera de los mortales) eso sí tendría que ser casi un milagro. Si vosotros habéis decidido no romperlo, pues ¡mucha suerte el día 22!

Tienes el vídeo de la rotura “en directo” a continuación:

1 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *